Tras el terremoto de 6.2 grados en la escala de Richter el gobierno de Nicaragua decretó para los departamentos de Managua y León, la alerta amarilla, informó esta noche el titular del Sinapred, Guillermo González.



“Los comités locales se dieron a la tarea de verificar la situación de lo que había ocurrido en cada uno de los municipios y tenemos una primer noción de los que pasó hasta este momento”, manifestó González durante el primer informe oficial tras la sacudida.

González detalló que en el municipio de Nagarote se han reportado 19 casas con los techos dañados, 89 viviendas con paredes afectadas, 23 personas sufrieron lesiones menores, tres de ellas ameritaron ser trasladas a Managua.

En tanto en la zona de Momotombo, 10 viviendas resultaron afectadas. “Estamos en fase de verificación”, apuntó el Sinapred.

Mateare, mientras tanto, reportó seis techos dañados y 11 casas que fueron afectadas, además de lesiones menores a una persona.

En la capital

En Managua, hasta el momento, “están reportadas dos casas con daños, una en el Distrito V y otra en el Distrito III”, dijo González que también reportó un muro caído, un pequeño derrumbe en El Crucero. En este último ya se liberó el obstáculo.

Enatrel reportó que debido al sismo algunas de las estaciones salieron de servicio en un lapso de 10 a 15 minutos se restableció la energía especialmente en la capital.

González culminó: “Una de las primeras medidas ante estas circunstancias es guardar la calma. No se puede predecir que va a pasar en las próximas horas, por eso debemos estar pendientes”. END

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *